Nuestras 10 finalistas

Finalizó Wiki Loves Monuments 2013 en México el pasado 30 de septiembre con 6,794 fotografías recibidas, lo que lo coloca en el decimoquinto lugar mundial y segundo de América Latina o bien. En participación individual fueron 630 concursantes este año, siendo México el quinto lugar mundial en número de participantes individuales en el concurso, solo superado por India (1,485), Rusia (912), Estados Unidos (872) y Francia (642).

Las fotos finalistas de 2013 son:

Museo Francisco Villa, Victoria de Durango.
Autor: Francisco González Pulido

Zona Arqueológica de Chichén Itzá
Autor: Coconoflavor

Capilla de la Virgen de Guadalupe
Autor: Rayordaz

Catedral de San Cristóbal de las Casas
Autor: GameOfLight

Zona Arqueológica de Chichén Itzá
Autor: Pavel Vorobiev

Kiosko Morisco de la Alameda de Santa María la Ribera, Ciudad de México.
Autor: Nasser21

Monumento a la Revolución, Ciudad de Méxocp
Autor: Amarvane

Iglesia de Santa Prisca, Taxco, Guerrero desde el aire.
Autor: Migueljimenezdcv

Zona arqueológica de Uxmal.
Autor: Pavel Vorobiev

Pirámide del Sol, Teotihuacan, Ciudad de México.
Autor: Ricardo David Sánchez

En los próximos días nuestro jurado realizará una nueva ronda para elegir la posición final de estas fotografías dentro del concurso nacional. Estas 10 finalistas concursarán en una ronda internacional con las 10 fotos ganadoras de los 51 países participantes buscando ser la mejor fotografía de Wiki Loves Monuments a nivel global y llevarse un premio especial.

A estas 10 finalistas se une la ganadora del Premio del Público Carl Zeiss, quien recibió durante algunos días del mes de octubre 5053 “Me gusta” en la red social Facebook.

Catedral de Chihuahua de noche
Autor: Jofier90

A todos los y las participantes en esta edición 2013, ¡muchas gracias por hacer posible este concurso!

Un sábado monumental en Puebla

José Flores dando una explicación sobre los edificios durante el recorrido.
Foto: Mayita / Wikimedia Commons.

En 2013, Puebla se ha convertido en la segunda ciudad con más actividades de Wikimedia México, detrás de la Ciudad de México. En nueve meses, la comunidad de Puebla ha impulsado tres editatones (el más reciente, el 31 de agosto) y ha iniciado un programa educativo piloto en una universidad. Por supuesto, Wiki Loves Monuments, el concurso fotográfico más grande del mundo, no podía quedar fuera del plan.

Por esa razón, el grupo de Puebla se trazó como meta la realización de cuatro recorridos fotográficos en el Centro Histórico, considerado como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO desde el 8 de diciembre de 1987. El Centro de Puebla es una de las zonas más emblemáticas de la historia colonial de México, con la Catedral de Puebla como uno de sus monumentos más representativos. En esta zona de la ciudad convergen estilos arquitectónicos propios de la Colonia, como el barroco y el neoclásico, junto con edificaciones propias de la etapa del Porfiriato y la Revolución Mexicana.

Foto: Mayita / Wikimedia Commons

Los primeros dos recorridos se realizaron el sábado 21 de septiembre: uno por la tarde, a las 16:30 pm; y otro por la noche, a las 19:30. El recorrido nocturno fue posible gracias a un proyecto del ayuntamiento de la ciudad, que en este año colocó iluminación en diferentes monumentos del Centro Histórico. Así, con base en esos espacios iluminados, se pudo crear una ruta para los fotógrafos durante la noche.

El primer recorrido convocó a 15 personas, en tanto que el segundo atrajo a otras 10. Entre ellas había estudiantes, fotógrafos profesionales y otros amateurs. El programa de ambos recorridos consistió en doce estaciones, empezando en la plancha de la Catedral de Puebla, donde se habló también de la leyenda en torno a su construcción hecha por los ángeles. De ahí, pasamos a “La casa del que mató al animal”, un inmueble con detalles en estilo gótico plateresco y grutesco, que actualmente funge como sede de un periódico local.

Otro punto visitado fue el Barrio Universitario, donde se encuentra el edificio Carolino, usado hoy en día como oficina central de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP). Enfrente está la Plaza de la Democracia, lugar donde Francisco I. Madero, político revolucionario y primer presidente electo de México, se reunió con estudiantes en mayo de 1910, previo al inicio de la Revolución Mexicana.

El recorrido también pasó por la Iglesia de San Pedro, hoy convertida en museo de arte; y la Iglesia de San Cristóbal, otro edificio representante del barroco mexicano, que sirvió como orfanato en el siglo XIX. Más adelante, se visitaron la Casa de los Hermanos Serdán, lugar donde vivieron y fueron acribillados los hermanos Máximo, Aquiles y Carmen Serdan, próceres de la Revolución Mexicana; y la Casa de los Muñecos, lugar que hoy alberga al Museo Universitario de la BUAP.

Los fotógrafos pudieron ingresar a la sala del Cabildo, donde se encuentran las cédulas reales que otorgaron a Puebla el reconocimiento como ciudad en 1531.
(Foto: Mayita / Wikimedia Commons)

Finalmente, el último punto fue el Palacio Municipal, sede actual del ayuntamiento. El Palacio Municipal es un edificio de estilo isabelino, con detalles neoclásicos y del renacimiento italiano. Los fotógrafos pudieron ingresar a la sala del Cabildo, donde se encuentran las cédulas reales que otorgaron a Puebla el reconocimiento como ciudad en 1531.

El recorrido de Wiki Loves Monuments en Puebla fue rico en historia y participación. Permitió que los asistentes se acercaran un poco más a la arquitectura de la ciudad, vasta en detalles y anécdotas. Recibimos comentarios positivos en cada recorrido, desde agradecimientos hasta promesas para ir a la siguiente semana. Incluso en el recorrido nocturno, pese a la ligera lluvia, el ánimo y el interés nunca decayeron. Puebla vivió un sábado monumental: uno que quedará registrado, gracias a las cámaras, en el acervo fotográfico libre más grande del planeta.

José Flores
Coordinador de la comunidad de wikipedistas de Puebla
Voluntario Wikimedia México

¿Necesitamos pedir permiso para fotografiar nuestro patrimonio?

La toma perfecta. Foto: Quirva / Wikimedia Commons.

Foto: Quirva / Wikimedia Commons.

Por Salvador Alcántar*

Hemos recibido comentarios por parte de algunos concursantes de Wiki Loves Monuments México acerca de incidentes en algunos lugares catalogados como monumentos participantes, donde los custodios o encargados impiden fotografiar el edificio e incluso exigen el borrado de las ya tomadas.

A nuestros concursantes pedimos paciencia y tratar dialogar de la manera más diplomática posible con esas personas sin entrar en conflicto, pero al mismo tiempo nos gustaría hacer algunas reflexiones y plantear algunos argumentos que podrían ayudar para hacer ver a dichas personas encargadas que sus actos no se encuentran fundamentados en criterios correctos:

1.- Las únicas limitaciones al acceso a un lugar que es patrimonio de México y, en ocasiones, de la humanidad, es la propiedad privada, la intimidad y la seguridad nacional y personal. En teoría, fuera de estas limitantes, un lugar considerado “público” no debería tener más prohibiciones al acceso, pero debemos considerar también que el resguardo del patrimonio exige mayores limitaciones. Debemos encontrar el equilibrio entre ambos extremos.

2.- Es falso que la toma de una fotografía sea ya por sí misma alguna violación a los derechos que tiene el estado respecto a los monumentos que carecen ya de derechos de autor. Las leyes sobre el patrimonio nacional no tienen esa limitación y conforme a la legislación sobre derechos de autor, estos NO aplican cuando se trata de  la “reproducción, comunicación y distribución por medio de dibujos, pinturas, fotografías y procedimientos audiovisuales de las obras que sean visibles desde lugares públicos” (fracción VII artículo 148 LFDA), a esto se le ha llamado a nivel internacional “libertad de panorama”. Por otro lado, aunque la fijación en medios electrónicos puede ser objeto de oposición por parte de los titulares de los derechos patrimoniales de una obra, también esto tiene una limitación cuando se realiza “para uso personal y privado de quien la hace y sin fines de lucro” (fracción IV). Esto último es bastante importante porque ningún encargado puede argumentar que la fotografía tomada no será usada de esta manera. Es decir, nadie puede adivinar el uso que el fotógrafo hará de su fotografía, se debe presumir que será un uso personal, privado y gratuito.

3.- La cámara fotográfica es parte de nuestro patrimonio, es decir, también está protegida por todos los derechos a la privacidad del que goza nuestra persona y nuestras cosas. Sin una orden judicial, nadie tiene derecho a entrometerse al contenido que tenemos en nuestra cámara, menos aún al borrado de su contenido, aun cuando se aleguen violaciones a los derechos intelectuales o a alguna normatividad del lugar, salvo que prestemos nuestro consentimiento a hacerlo. Obligar al borrado de una fotografía sin que consintamos a ello es una violación a un derecho fundamental.

No obstante, recomendamos enormemente el seguimiento de las reglamentaciones que tienen como objetivo evitar el menoscabo del patrimonio artístico en lo relativo a evitar el uso de flash, tocar o recargarse en lugares no permitidos o transgredir los límites demarcados.

Insistimos que no se trata buscar problemas ni provocar un escándalo en los lugares, pero si aumentar nuestro criterio para defender los derechos que los mexicanos tenemos al patrimonio de todos.

*Salvador Alcántar es jurista y secretario de Wikimedia México A.C.